BIONEUROEMOCIÓN,LA PELIGROSA ESTAFA DE ENRIC CORBERA. Afirma que todas las enfermedades están producidas por conflictos emocionales sin resolver y que pueden curarse sin medicina convencional

  • RedUNE(Red de Prevención Sectaria)

La Bioneuroemoción (BNE) es una pseudoterapia con tintes religioso-filosóficos que ha sido considerada como peligrosa por multitud de médicos y de expertos en salud mental. De hecho, no son pocos los casos en los que su aplicación ha llegado a provocar secuelas psicológicas a varios de sus seguidores.

En España, su principal defensor e impulsor es Enric Corbera. En sus múltiples charlas y coloquios, muchas de ellas disponibles en Youtube, afirma que todas las enfermedades, incluyendo el cáncer, provienen de los conflictos emocionales que tenemos. Estos conflictos pueden ser nuestros o de algún familiar de hasta la cuarta generación, independientemente de que nosotros conozcamos o no este conflicto.
¿Tienen la bioneuroemoción alguna validez científica?

Origen de la bioneuroemoción: La Nueva Medicina Germánica y sus escándalos

A diferencia de otras conocidas pseudociencias como la homeopatía, la bioneuroemoción es de creación muy reciente. Su origen se remonta al médico inhabilitado Ryke Geerd Hamer. Tras una serie de desgracias personales, como el asesinato de su hijo en 1978 y un cáncer testicular del que fue operado mediante cirugía convencional en 1979[1], comenzó a desarrollar sus teorías.

En 1981 desarrolló lo que llamó “La ley del Hierro del cáncer” donde aseguraba que un acontecimiento traumático era responsable de las enfermedades más graves. Aseguraba además, que estos acontecimientos quedan registrados y pueden localizarse en forma de anillos en un TAC (tomografía axial computarizada). Estos anillos en realidad no son una anomalía biológica, sino un error de observación debido a defectos en la calibración del escáner.[2] 


Pese a todo, Hamer desarrolla el resto de sus leyes entre el verano y el otoño de ese mismo año y las emite en un documental de la televisión de Baviera el el 4 de octubre de 1981. Ese mismo mes también presenta en la universidad de Tübingen su tesis “Das Hamer Syndrom-und die eiserne Regel des Krebses” (Síndrome de Hamer y la regla de hierro del cáncer) que es rechazada meses más tarde ( el 10 de mayo de 1982) por 150 votos a favor y 0 en contra,debido a la falta de evidencia científica y calidad. 


En 1986, un año después de morir su esposa y paciente[1], un tribunal alemán, basándose en material proporcionado por la Asociación de Médicos inhabilita a Hamer como médico por el fallecimiento de varios de sus pacientes, por mala praxis[3] y por su “personalidad psicopática”[4] pese a lo cual, sigue ejerciendo y acumulando condenas por ejercer sin licencia. No es hasta 1995, cuando se destapa el caso de Olivia Pilhar, una niña austríaca con un tumor que sus padres trasladaron ilegalmente a la clínica de Hamer, en Málaga. Allí se destaparon las decenas de muertes que había provocado y las más de 50 denuncias diarias que iba acumulando[4] [5].

Pese a todo, Hamer se desliga de estas denuncias y de la larga lista de fallecidos[6] alegando que "la responsabilidad es del paciente, que decide libremente sobre una terapia determinada".[7] Y por supuesto, para terminar de lavarse las manos, asegura que, con la Nueva Medicina Germánica, si el paciente no se recupera no es porque su medicina no funcione, sino porque el paciente no ha sabido recuperarse del trauma.

Las cinco leyes biológicas de la Nueva Medicina Germánica

 

No se puede entender la bioneuroemoción ni la Nueva Medicina Germana sin  comprender lo que son las “cinco leyes” de Hamer, ya que son la base de todas sus “teorías”. A pesar de que llevan años utilizandolas como eje central de sus tratamientos, ninguna de estas leyes tiene algún tipo de evidencia científica.

 

1.ª ley o “Ley de hierro”: La más importante de ellas. Según esta ley, las enfermedades graves son consecuencia de un acontecimiento traumático. Esto provocaría un "conflicto biológico" que se podría localizar en el cerebro por medio de una imagen obtenida con un escáner TAC. Como ya explicamos antes, los anillos mostrados en el TAC se deben a defectos en la calibración del escáner.[2]

 

2ª ley o “Carácter bifásico de las enfermedades”:  Como dicta la primera ley, las enfermedades son consecuencia de un conflicto. Si ese conflicto no está resuelto, el paciente estará en la primera fase, lo que Hamer llama "enfermedad fría" y que se manifestaría con signos de origen simpático. Una vez resuelto el conflicto, se entra en la fase de curación, con predominio de signos del sistema nervioso parasimpático ("enfermedad caliente", según Hamer). En esta segunda fase el “conflicto biológico” se manifiesta en forma de edemas y, ocasionalmente, con la proliferación de células de la glía. Según esto, un tumor sería un signo de que el conflicto está en proceso de curación. Sin embargo, a día de hoy, no existen evidencias ni indicios de que los conflictos personales provoquen enfermedades.

 

3ª ley o “Sistema ontogenético de las enfermedades”: Las diferentes partes del encéfalo controlan (aunque no explica cómo) la evolución de las enfermedades por su relación con las capas embriológicas que formaron cada órgano. Estas son las siguientes:

 

  • Endodermo: hígado y otros órganos de la zona digestiva.
  • Mesodermo: corazón, los músculos y las células sanguíneas.
  • Ectodermo: tejidos epiteliales y neuronales (piel, las mucosas intestinales, la médula espinal, el cerebro y los nervios)

 

Según esta ley, durante la fase activa del conflicto se generan tumoraciones en los órganos correspondientes mientras que en la fase de resolución del conflicto el crecimiento de estos tumores o de la infección o del mal que aqueje al paciente se detendría. 

 

4.ª "ley" o “papel de los patógenos”: Las enfermedades no están causadas por virus o bacterias. Estas no son más que un instrumento del cerebro para ayudar a la curación. Esto está más que refutado en centenares de estudios que vinculan un microorganismo a una enfermedad, como puede ser el caso del sarampión [8] o de la brucelosis [9].

 

5.ª"ley" o “Quintaesencia”: Las enfermedades no son más que un programa especial de la naturaleza que surge para resolver un conflicto biológico inesperado y así ayudar a la supervivencia del grupo o del individuo.  De este modo, el cáncer no es algo aleatorio, sino una respuesta a “algo” que nos ha ocurrido, aún sin darnos cuenta de ello. De modo que para volver a la “normalidad” tenemos que tomar consciencia de ello para poder revertirlo. Todo esto contradice las diferentes evidencias científicas que existen sobre el cáncer, tanto en los estudios que relacionan ciertas conductas como el tabaquismo o la exposición a radiación con el incremento de la enfermedad como aquellos que señalan el azar como causa principal.[10]

La Bioneuroemoción de Enric Corbera

 

Con el tiempo, la Nueva Medicina Germánica fue creciendo y ramificándose, desarrollando teorías de la mano de diferentes charlatanes. De este modo, surgen diferentes "técnicas" que comparten la misma (y errónea) base, así como la misma filosofía. Es así como salen los primeros expertos en Bioneuroemoción, siendo Enric Corbera el principal representante de la misma en España y en gran parte de Hispanoamérica. 


Como todas las herederas de la Nueva Medicina Germánica, la Bioneuroemoción, se basa en la relación de las emociones y los conflictos con las enfermedades, responsabilizando así al paciente de su enfermedad. No deja de ser paradójico, puesto que según Corbera la culpa es el origen de todos los males, físicos o mentales [11]. De este modo consigue explotar un sentimiento de culpabilidad y de control (si yo mismo me he enfermado, yo mismo puedo curarme) y su miedo a la enfermedad y a los tratamientos convencionales, convenciendolos de que hay un modo de curarse sin medicamentos, cirugía o tratamiento de algún tipo. Como agravante, hay que añadir que la bioneuroemoción no se vende como un método "complementario" sino que, al tratarse de una enfermedad emocional, abogan por suprimir los tratamientos médicos, tanto los destinados a combatir la enfermedad como los paliativos para que no interfieran con su tratamiento[12]. Un tratamiento que, no olvidemos, "si no funciona es porque el paciente lo hace mal o quiere morirse". 


A continuación, exponemos algunos de los puntos básicos de la bioneuroemoción:

 

  • Toda enfermedad tiene una causa emocional.
  • Se puede rastrear de una forma directa la emoción y el conflicto que han provocado la enfermedad.
  • La emoción está asociada siempre a una sensación corporal y los traumas quedan registrados en el cuerpo.
  • Casi todos los traumas tienen lugar en el vientre materno en base a las circunstancias del embarazo (la relación de los padres, si querían un hijo y tuvieron una hija, embarazo accidental), Todo esto se registra a nivel inconsciente con mucha fuerza.
  • Los conflictos emocionales de nuestros antepasados hasta la cuarta generación, afectan a nuestra salud física y mental.
  • La enfermedad es un programa biológico de supervivencia para suprimir el estrés fruto de los conflictos que afectan a todo ser vivo.
  • Una vez superas ese conflicto emocional (tuyo o de tus ascendientes) la enfermedad remite.
  • Para poder superar estos conflictos es necesario aislarse, alejarse de familiares y amigos, para así poder tomar consciencia del conflicto y resolverlo.

 

 

La cuarentena como método de curación en la Bioneuroemoción

 

Uno de los principales métodos de curación de Corbera se basa en el aislamiento o, como lo llama él, “La Cuarentena”. “Durante la Cuarentena la persona se aísla de su entorno habitual, sea cual sea, para conectar con su propia coherencia.“[13]Esto se traduce en alejarse de la familia, amigos, trabajo y cualquier actividad o costumbre que el enfermo tuviese durante un periodo mínimo de cuarenta días. Corbera asegura que el número 40 tiene cierto poder, que es simbólico. Arguye también que es un número muy importante en la tradición cristiana.
 

“En la tradición cristiana existen numerosas referencias a esta cifra: el diluvio universal dura 40 días con sus 40 noches pues simboliza el cambio hacia una nueva humanidad; Moisés deambuló 40 años por el desierto hasta llegar a la tierra prometida; Jesús fue llevado al templo a los cuarenta días, el tiempo que fue tentado en el desierto; la Cuaresma son los 40 días antes de Pascua que culmina en la Resurrección. Hay infinidad de referencias a este periodo de tiempo. La Cuarentena  se convierte así en un ejemplo de arquetipo inconsciente.” [13]

Y aunque en su blog dice que “La Cuarentena no es algo que el cliente deba hacer para curarse” [13], se ha contradicho en varias ocasiones afirmando que es imprescindible para la curación. [14]


 

BIONEUROEMOCIÓN,LA PELIGROSA ESTAFA DE ENRIC CORBERA.             Afirma que todas las enfermedades están producidas por conflictos emocionales sin resolver y que pueden curarse sin medicina convencional

La teoría es que, para curarse hay que tomar conciencia de uno mismo y hace falta una desconexión del entorno para ello alejándose de amigos y familiares y “olvidando” el móvil, internet e incluso fotografías familiares. Según Corbera, es la única forma de poder resolver los conflictos internos y, por tanto, comenzar el proceso de curación. El aislamiento sin embargo, tiene efectos perniciosos para la salud mental. Es cierto que todos tenemos momentos en los que deseamos estar solos, pero son temas completamente diferentes.Cuando no nos relacionamos, cuando no tenemos esos conflictos de los que habla Corbera, nuestro cerebro no recibe los estímulos adecuados y por tanto no trabaja de la forma adecuada.  Además de ser un factor de riesgo para caer en  depresión o agudizar una ya existente, el aislamiento afecta también a la toma de decisiones, haciendo que el afectado sea menos libre de lo que cree y sea más vulnerable a la manipulación. Por no hablar de los peligros físicos que conlleva el aislamiento para determinados enfermos que necesitan tratamiento, como narra el siguiente testimonio

 

Hola! Soy de Colombia, aquí a Colombia también llegó el movimiento de enric corbera, vivo en Barranquilla, ahora mismo en una clínica de la ciudad de Barranquilla tengo un amigo de 43 años en cuidados intensivos por fallo renal agudo, quien siguiendo las directrices de corbera abandonó el tratamiento médico para tratarse su insuficiencia renal y no se cuidaba su alimentación supuestamente porque "no importa lo que entre a tu organismo si lo haces pensando en Dios no te enfermas...", empezó a decir que manejaba su realidad, que trabajaba con psicomagia, que debía biodescodificarse el mismo y su árbol genealógico, se que pagaba bastante dinero en video conferencias de enric corbera, se fue de su casa porque debía "entrar en cuarentena" lo encontraron en un hotel a punto de fallecer y desvariando, hace 4 días están haciéndole diálisis continuas en cuidados intensivos, deben hacerle trasplante de riñón porque los suyos colapsaron, ¿en donde puedo exponer este caso con sus respectivas pruebas? En verdad es importante que alertemos a la gente del peligro de estas pseudociencias, quisiera saber cuantos "damnificados" del señor corbera hay ahí afuera y cuantos otros no han sobrevivido para contarlo. [15]

 

 

Enric Corbera y sus afirmaciones

 

Pero conozcamos más sobre Enric Corbera a partir de sus afirmaciones y de sus actos. Para evitar descontextualizadas, cada una de ellas está perfectamente referenciada para que aquellos que lo deseen puedan acceder al contenido completo.

“Es que siempre se mueren los buenos”. Y digo: “No, los gilipollas”.[16]

 

Como buen discipulo de Hamer, el que se muere no es porque esté gravemente enfermo y/o porque la bioneuroemoción no funcione, sino porque o no lo ha aplicado bien o se ha negado a realizar "el cambio" que requiere.

 

Si llegásemos a comprender que nuestro pensamiento de desamor hacia nosotros mismos crea una realidad que se presentará en una forma de experiencia dolorosa, como un accidente, una violación o una agresión, nuestra vida sería otra y empezariamos a adueñarnos de ella.

 

corbera. Según la bioneuroemoción las violaciones y agresiones son culpa de trastornos pasados

 

Dicho de otro modo, si sufres una violación, es culpa tuya, por tener la autoestima baja. Lo mismo ocurre si has tenido un accidente o te han golpeado para atracarte. Esto no solo no es cierto, sino que es una culpabilización clara de la víctima. 

 

La osteoporosis no es una enfermedad. No es una enfermedad. No se lo crean.[···] En definitiva, la osteoporosis es una persona desvalorizada porque no sabe qué hacer en su vida.[17]

 

 Lo que necesita el mundo es tomar consciencia de que, cuando alguien está viviendo una enfermedad o síntoma físico, el inconsciente colectivo, el clan familiar, le ha escogido a él para que alguien tome consciencia y cambie la información.[18]

De lo que podemos deducir que, si tenemos una enfermedad, es porque somos unos “elegidos” para cambiar la rama y los conflictos de nuestra familia. Todo esto está en contra no solo de las evidencias que tenemos sobre el origen de muchas de las enfermedades que podemos contraer o contraemos a lo largo de nuestra vida; también va en contra de toda lógica. 

 

Usted no odia. Pues perfecto, pero su corazón dice que sí y su cuerpo está hasta las narices de usted. [piden hacer una pregunta] No, no puede hacer nada, porque entonces interrumpe. Al final, si queda tiempo. Además, no se preocupe que hoy voy a dar todas las respuestas. Y si usted no escucha mi respuesta o no la pilla, tiene un problema de interferencia. Usted. Porque le voy a asegurar una cosa: Nadie en su vida le va a explicar las cosas más claramente que como se lo voy a explicar yo. Otra cosa es que su sistema de recepción digan “Oño...Esto que oigo no me gusta” Pero si usted se centra en su mente, no me va a entender, si usted se centra en su corazón me va a entender seguro, porque el corazón no entiende a razones, entiende a emociones. ¿Ok? [19]

 

Distrae la atención de una posible pregunta que pueda ir por un camino no deseado y frena en seco a la oyente con el beneplácito y risas del grupo afín. Explica que, si no está de acuerdo con su tesis, es porque no quiere asumir “la realidad”. Esto es una técnica de manipulación y de coerción clara, que busca humillar a aquel que no sigue las prácticas o creencias del grupo. Todo ello dicho en un tono de cierta “superioridad”, con cierta mofa para ganarse la sonrisa cómplice del que ya está convencido.

 

Si fumas pensando que te estás fumando a Dios, no te pasará nada.[20]

 

 

Como todas las enfermedades, accidentes y eventos traumáticos de tu vida (violaciones, agresiones, maltrato) provienen de tus emociones, los hábitos que tengan no influyen en tu vida. Puedes llevar una vida sedentaria, fumar, atiborrarse de alimentación poco sana… Evidentemente, esto es falso. Multitud de estudios relacionan el tabaquismo, la alimentación,  y diversos agentes externos con el cáncer y, aunque como señalamos antes, gran parte de los cánceres tienen un componente aleatorio, decir que las conductas de riesgo son seguras es una gran irresponsabilidad. 

 

Tanto las anorexias como las bulimias y las alergias alimentarias siempre tienen que ver con mamá. ¿Porque quién es la que alimenta? La madre.[23] 

 

Una terrible enfermedad mental  explicada con un argumento tan reduccionista como falso. Los trastornos alimentarios tienen unas gran variedad de causas y variables y no deben verse reducidos a “problemas con la madre”, y muchísimo menos a “es que ella proporciona el alimento”. Algo similar ocurre con las alergias. Si bien la lactancia materna podría ser clave en la prevención de alergias[16], hay múltiples factores, como la genética o el tabaquismo que incrementan las posibilidades de desarrollarlas.

 

Yo he tenido clientes que son homosexuales, han venido a verme a mí, les hicieron un reset como a aquél señor y dejaron de serlo. Y dicen "coño, tío, ahora me gustan las tetas y antes no me gustaban. ¿Qué me has hecho?" Y yo te juro que nada, tú has venido, yo te he mostrado el árbol, te he enseñado tus programas, tu inconsciente ha desconectado, y de la misma forma que desconecta un programa de homosexualidad, puede desconectar un cáncer o puede desconectar un programa de vitiligo. ¿Me estoy explicando? [24]

 
Aunque minutos antes, en el mismo video  reconoce que la homosexualidad no es una enfermedad, asegura que, en ocasiones, ha conseguido revertirla y que puede desconectarse, haciendo la comparación con una enfermedad dermatológica que, a día de hoy tampoco tiene tratamientos especialmente efectivos.

 


Conclusión

La bioneuroemoción es una farsa. Es verdad que las emociones tiene un impacto en nuestra salud física y mental como, por ejemplo, sobre el sistema inmunológico[17], pero muy raramente serán responsables directas de causarnos una enfermedad. Mucho menos un cáncer. Y, evidentemente, las emociones de nuestros antepasados o los conflictos que estos pudiesen tener no van a enfermarnos. Ya desde su origen, la bioneuroemoción ha estado salpicada por la polémica y la falsedad. Su “padre”, Hamer, creador de la Nueva Medicina Germánica, ha sido desacreditado, expulsado del colegio de médicos alemán, condenado… y sin embargo, sigue siendo un modelo a seguir para los actuales terapeutas de la bioneuroemoción. Corbera incluso ha pedido el Nobel de Medicina para él.

Teniendo en cuenta que la teoría en la que se apoya la bioneuroemoción no tiene validez científica, carece de la más mínima coherencia y además es la base de un lucrativo negocio, deberíamos rechazar enérgicamente su puesta en práctica. Analizando un poco más en detalle en lo que consiste, descubrimos además, no solo que la bioneuroemoción de Corbera no funciona, sino que además es extremadamente peligrosa pudiendo causar traumas psicológicos y tener graves consecuencias para el organismo del enfermo.
 

Agradecimiento
Un particular agradecimiento a la RedUNE (Asesoramiento y Ayuda ante el Abuso Psicológico y la deriva sectaria) por los datos aportados, esenciales para la redacción de este artículo.  
Para más información pueden visitar la web de la RedUne: http://www.redune.org.es

Raquel Soler

Graduada en Información y Documentación y Analista, Raquel es aficionada a comprobar la veracidad de las noticias, buscar información, comprobar sus fuentes, buscar más información, analizarla y satisfacer su curiosidad llegando a una conclusión. Son hobbies raros, pero hay gente para todo. Considera que las pseudociencias y los bulos mediáticos son un problema más grave de lo que parece a simple vista, y no está dispuesta a fingir que no existen.

Redactor/a de Cazahoax

Eric 06/02/2017 13:52

https://www.facebook.com/eric.siberasanchez/posts/1889007654689382 Hola ¿podríais firmar esta petición para acabar con la estafa de Enric Corberá? Gracias

WED CRITICA DE LA PSEUDOCIENCIA DENOMINADA:BioNeuroEmoción -  Alojado por Overblog